Descanso infantil: Te contamos la importancia las horas de sueño

Descanso infantil

«¡Mamá, aún no quiero ir a dormir!» Lo que hay que saber del descanso infantil.

Como mamás, nuestro horario de sueño puede variar entre pocas horas a ninguna (pero si tenemos suerte, logramos ocho horas de corrido). Puede que no peguemos ojo en toda la noche, y aún así, cumplimos con todo lo que debemos hacer durante un día normal. En el caso de nuestros peques es todo lo contrario. Puede que parezca obvio, pero la hora de dormir es probablemente la más importante en el día para ellos. El descanso infantil tiene una función que regula y «repara» su organismo, además de controlar su temperatura corporal.

¿Qué más sucede mientras duermen? Durante esas horas, los niños asimilan lo que han visto y/o aprendido durante el día y, si ya duermen solos, empiezan a desarrollar un poquito de independencia…¿no es muy pronto? Al contrario. Si bien depende de la edad de cada niño, esta independencia no es algo negativo, solo significa que tu peque está creciendo y se siente a gusto durmiendo en su cuarto (aunque a veces extrañemos sentirlos a nuestro lado).

Un buen descanso los ayudará a mantenerse relajados y rendir con normalidad en un día de clases o un día cualquiera. Si tiene una mala noche puede que su estado de ánimo cambie, se irrite con facilidad y esté con sueño durante el día.

Por eso…¡Los horarios son lo más importante!

Establece horarios en casa: A (tal hora) es la hora de dormir. Crea una rutina en la que tu peque se vaya acostumbrando a ponerse pijama a cierta hora, cepillarse los dientes, meterse a la cama y alistarse para ir a descansar. «¿Puedo jugar antes de dormir?» No importa si te lo pregunta con sus ojos de gatito de Shrek, jugar antes de dormir no es buena idea, pues estará acelerado/a y permanecerá más tiempo despierto/a hasta agotar energías. Lo recomendable es que haga cualquier actividad física hasta 1 hora antes de «la hora de dormir».

¿Cómo facilitar el camino al tan deseado descanso de nuestro pequeño o nuestra pequeña? Un factor clave puede ser el colchón: si el colchón en el que duerme es incómodo, no esperemos que el sueño le llegue pronto. El colchón ideal debe ser anti ácaros, suave e hipoalergenico; estas características disminuyen las posibilidades de que se sienta incómodo/a mientras duerme. Por otro lado, una cena ligera no le causará pesadez de estómago y hará que se sienta relajado/a, ayudando a conciliar sueño. Si optas poner a tu peque frente al televisor hasta que le de sueño, debes prestar especial atención a lo que ve; un programa que cuenta historias de terror, por ejemplo, no ayudará.

Mi recomendación favorita es que le dejes escoger un cuento que quiera escuchar antes de dormir y lo lean juntos. Dependiendo de su edad (si ya sabe leer o aún no), pueden turnarse la lectura. Si crees que escogerá un libro o cuento que no necesariamente inspira calma, puedes presentarle unas cuantas opciones de libros que sean para dormir y darle a escoger dentro de estas. Así sentirá que confías en él o ella para tomar la decisión, pero a la vez te aseguras que sea cual sea, definitivamente le ayudará a dormir (#LifeHacks).

https://www.facebook.com/ohbabycolchones/?ref=bookmarks

Deja una respuesta

WhatsApp chat